Posicionamiento de Regidora en cabildo de Querétaro  sobre el acuerdo nueve

Comunicado sobre posicionamiento completo de la regidora por Morena, Ivonne Olascoaga Correa, sobre el “Acuerdo por el que se aprueba la propuesta relativa a las Tablas de Valores Unitarios de Suelo y Construcciones del Municipio de Querétaro para el Ejercicio Fiscal 2019.”, el cual se sometió a votación hoy, martes 23 de octubre de 2018.

Santiago de Querétaro, Qro. 23 de octubre de 2018

Sesión Ordinaria de Cabildo

Ante el acuerdo número nueve que se presentó esta tarde en la Sesión de Cabildo,

9) Acuerdo por el que se aprueba la propuesta relativa a las Tablas de Valores Unitarios de Suelo y Construcciones del Municipio de Querétaro para el Ejercicio Fiscal 2019.

Tengo las siguientes palabras:

El ayuntamiento de Querétaro, como cualquier otro en México, debe de velar por los intereses de sus ciudadanos.

Una forma responsable de hacerlo es realizando cambios en las finanzas públicas que reflejen la situación económica actual, es decir, proponer incrementos o modificaciones que no afecten a los ciudadanos, además de que sean justos.

En el caso del acuerdo propuesto, considero que estas dos condiciones no se cumplen, ya que tal actualización de la tabla de valores para 2019 implica lo siguiente:

– Para algunos propietarios, representa un incremento acumulado promedio de 22% en dos años (de 2017 a 2019) en el valor catastral de sus inmuebles (12.8% en un año)

-Sin embargo, para otros dueños de vivienda, este ajuste acumulado tan solo representa un 8% o menos.

¿La diferencia?

Un ciudadano cuya propiedad tenía un valor catastral de 1,961 pesos por metro cuadrado en 2018, para 2019 este valor aumenta a 2,456 pesos, lo que significa un incremento de 25%

Esto contrasta con el caso de un inmueble cuyo valor catastral en 2018 era de 4,272 pesos por metro cuadrado, pero en 2019 solo aumenta a 4,607 pesos, es decir, un incremento d solo 8%.

¿Por qué resulta significativo este hecho?

Porque aunque las administraciones municipales anteriores y actuales insisten en que esta actualización de tabla de valores no significa un aumento en el impuesto predial, sí implica que la compra y venta de propiedades está sujeta a este cambio catastral, por lo que sí aumenta el Impuesto sobre el Traslado del Dominio (ISTD).

La preocupación que externo a este cabildo es la siguiente:

Si el impuesto predial no se puede congelar más, en algún momento de esta u otras administraciones, ¿cómo se impedirá que afecte a los ciudadanos cuando se calcule con los incrementos del valor catastral?

Lo que me lleva al siguiente punto: ¿por qué el aumento es tan alto? ¿Por qué los predios de menor valor por metro cuadrado tienen aumentos mayores que los de valor más alto?

El discurso hasta hoy ha sido que los propietarios se “benefician” con el aumento del valor catastral, que obtienen más riqueza, pero esta postura es más afín a un asesor patrimonial que a un ayuntamiento.

Un dato que puede esclarecer esto es el siguiente: Baja California Sur y Querétaro son las únicas entidades federativas que tienen un porcentaje alto de recaudación de ISTD, es decir, recaudan más por este impuesto que por el predial.

Aportan más al presupuesto público quienes compran o venden propiedades que quienes usan sus propiedades como viviendas y no realizan ninguna transacción (compra-venta) con fines de lucro.

Tan solo en 2016, Querétaro recaudó por concepto de ISTD 962 millones 788 mil 242 pesos

Esta cifra es mayor al cobro del impuesto predial de $890 millones 891 mil 290 pesos.

Podrán decir que este aumento en el valor catastral es mayor en otras partes de México, pero el caso que nos compete hoy es el de Querétaro, donde la actividad económica e industrial, y el crecimiento poblacional, están muy por debajo de aumentos de un 10% anual, por ejemplo.

Y lo paradójico es que los predios con aumentos más altos son aquellos con menor valor por metro cuadrado.

Por ejemplo, una propiedad en la colonia el Tintero tendrá un aumento de 25% en el valor catastral, pasando su precio por metro cuadrado de 1,961 a 2,456 pesos.

En el caso de una propiedad en una colonia como El Campanario, su valor catastral solo aumenta 8%, pasando de 4,272 a 4,607 pesos el precio del metro cuadrado.

Supuestamente, el aumento del valor catastral refleja la mejoría urbana en donde se localizan los predios; siguiendo este razonamiento, los predios con las menores valoraciones en metros cuadrados se benefician más ¿Podrían explicarnos esto?

Dado que el cobro de impuestos es para financiar el presupuesto municipal, y según los principios constitucionales, el pago de impuestos debe ser justo y equitativo ¿La tabla de valores resguarda dichos principios constitucionales o, más bien, las leyes del mercado?

¿Por qué existe esta diferencia? Como decía al principio, los cambios que proponga el municipio deben de ser responsables y equitativos.

Por ello, mi voto será en contra, hasta que se hagan públicos los lineamientos con que se realizan las valuaciones catastrales, y se garantice un cobro equitativo y transparente tanto del impuesto predial como del ISTD.

Invito a la presidencia municipal y a los otros regidores a votar en contra de esta propuesta de tabla de valores 2019 hasta que haya condiciones de transparencia.

Por tanto, para no violentar los principios constitucionales, sugiero que se use la tabla de valores vigente, es decir, la de 2018.

ATENTAMENTE

Ivonne Olascoaga Correa

Regidora por Morena

Ayuntamiento de Querétaro 2018-2021.

*Lo datos y cálculos mencionados se obtuvieron de los documentos anexos del acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *