Mujer al Natural Piedra de alumbre, desodorante natural

Muchas personas sufren por su olor corporal, por ello existen muchos desodorantes, no obstante en su mayoría no son eficaces, provocan irritaciones y no son saludables por compuestos que incorporan en sus fórmulas como clorhidrato de aluminio o circonio de aluminio, que puede producir problemas de salud ya que disminuyen la cantidad de sudor eliminado y pueden ser absorbidas a través de la piel.

Sudar es una función fisiológica necesaria para nuestro organismo, ya que así:

• Eliminamos sustancias de desecho y toxinas.

• Logramos mantener el pH de la superficie corporal.

• La capa córnea de nuestra piel se mantiene hidratada.

• Regulamos la temperatura corporal.

Además, el sudor es inodoro: el mal olor se produce cuando las bacterias corporales actúan degradándolo. El desodorante ideal debería ser capaz de controlar la sudoración sin bloquear totalmente la transpiración natural.

Buena opción la piedra de alumbre, desodorante natural y cicatrizante

Se presenta en la naturaleza en forma de sal cristalizada y se ha usado desde la antigüedad, aunque cayó en desuso debido a la llegada de la industria química.

Se ha retomado su uso puesto que no contiene alcohol, no tiene perfume, no lleva ninguna sustancia química tóxica y además no irrita la piel, no mancha la ropa, no es pegajosa y tiene un efecto duradero a lo largo del día.

Gracias a que ayuda a cicatrizar la piel se puede usar para después del afeitado o la depilación o para controlar el olor de otras zonas del cuerpo como pies, inglés, etc.

La piedra de alumbre respeta la salud, el medio ambiente y resulta muy económica debido a su larga duración.

No actúa enmascarando el olor corporal sino que lo previene dejando una fina capa de minerales sobre la piel que inhiben el desarrollo de las bacterias que causa el olor corporal.  También es un excelente remedio para las picaduras de insectos.

Uso

Para utilizarla hay que humedecerla un poco y aplicarla en las zonas de la piel que se quieran tratar: axilas, pies, rostro, etc. Recuerda que antes debes haber limpiado y secado bien la piel y que la piedra se disuelve al entrar el contacto con el agua. Tras su uso, hay que secarla y guardarla totalmente limpia. Evitar que se nos caiga, pues se rompe con mucha facilidad.

Un buen gesto para la salud y para un menor impacto ambiental. https://www.ifeelmaps.com/blog/2015/03/la-piedra-de-alumbre–un-desodorante-natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *