La Rosa del Principito DULCINEA

Por Sebastián Dosal Maroto

«Niña hermosa,

Mujer preciosa,

Con sus besos color rosa

Esos días que tu te paseabas,

Con tu hermoso vestido hecho de sueños

Y tu cabello acomodado con muchos anhelos 

Ohhh princesa de la eternidad,

Resplandece hasta la infinidad,

Nunca dejes de brillar

Porque tienes estrellas de a millar,

Dulcinea de Don Quijote, 

Tu de mi

Y yo de ti

Pero sin necesidad

Solo con profundidad

El color de tus ojos,

Refleja miles de antojos,

Como el de ese atardecer de color rojo,

El olor de tu piel,

Pareciera ser de la más fina miel,

Pará saborear tus memorias,

Y poder crear así miles de historias

La canción que es tu voz,

Se siente en el tiempo como una Oz,

Cortando el tiempo, destrozando las horas

Y creando así un mar de auroras

Ohhh Reina de la eternidad,

Resplandece hasta la infinidad,

Nunca dejes de brillar

Porque tienes estrellas de a millar,

Dulcinea de Don Quijote, 

Tu de mi

Y yo de ti

Pero sin necesidad

Solo con profundidad.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *