Desde un escritorio. Te extraño.

Por José Ricardo Sánchez

DEDICADO A… T.J.V.M.

Te extraño, irremediablemente,

yo te extraño;

por las mañanas ansío cansado que

vuelvan tus ojos a mirarme.

Los días pasan etéreos

sin poder tocarte porque yo

quiero perderme en

la geometría de tus pupilas.

Todas las tardes estoy contigo

porque aquí ya no queda nada,

aquí están estas letras que talvez

muchos ignoran.

La noche aparece de pronto ante mis ojos,

debo robarle luz a la luna

si quiero adorar tus recuerdos,

Alondra que cantas en la oscuridad.