Tierra Adentro 78. Hidrocarburos

Por Víctor Manuel Sánchez Bandala.

El colmo de la corrupción se pudo constatar en el saqueo y robo de hidrocarburos a la paraestatal PEMEX por parte, según se ha denunciado públicamente, de numerosos y diversos personajes e instancias, incluso de la misma paraestatal.

 En un fulminante golpe, que nadie esperaba, cuatro mil miembros de las fuerzas armadas de la Secretaría de la Defensa Nacional, tomaron 73 instalaciones estratégicas de Pemex, y seis refinerías.

Según lo que dice el presidente López Obrador, aquí había un robo diario de 200 millones de pesos que son 73 mil millones de pesos anuales, que son, ni más ni menos, 31 mil millones de pesos más del presupuesto anual de la UNAM Universidad Nacional Autónoma de México y, el 10% de la producción nacional. El equivalente a 600 pipas diarias de 15 mil litros.

En este contexto, de acuerdo a especialistas había cientos ó miles de coludidos con éste enorme robo a la nación, incluyendo presidentes de la República como Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

Como efecto y resultado de las acciones tomadas por el gobierno federal, cientos de estaciones expendedoras de gasolina dejaron y han dejado de abastecer el hidrocarburo en claro efecto negativo a la población en general.

Por supuesto, a nivel estatal varios municipios, pero principalmente la capital del estado sufre las consecuencias por el desabasto, situación que ha generado una gran inconformidad social en todos los niveles.

Por fortuna la zona norte del estado, o sea la región serrana no careció en ningún momento de este importante producto para continuar con sus actividades diarias, pese a que otros municipios si fueron afectados por el desabasto.

Y aunque los municipios serranos han quedado exentos de este problema, esperamos sea  temporal, es urgente y necesario que la PROFECO revise con mayor oportunidad y constancia los “litros” que surten las gasolineras de la región. Porque más allá del desbasto del hidrocarburo  también hay escases de litros completos, según se aprecia diariamente en la región norte del estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *