Tierra Adentro 70. Elecciones de autoridades auxiliares

Por Víctor Manuel Sánchez Bandala

Con un alto grado de civilidad y participación ciudadana, los municipios del semidesierto y región serrana celebran sendas elecciones  para elegir a sus respectivas autoridades auxiliares, cargos de gran importancia y utilidad directa  para las comunidades.

El ejercicio de elegir a sus autoridades auxiliares que se realiza cada tres años, inmediatamente después casi del relevo de los gobiernos municipales, refuerza la gestión de cada administración, pero sobre todo, fortalece la civilidad de las localidades.

Luego de los procesos electorales partidistas, la división social queda de manifiesto, sobre todo cuando la pasión sobrepasa los límites de la civilidad y tolerancia democrática, es precisamente la elección de las autoridades auxiliares donde se puede comenzar a “suavizar” la estabilidad, paz y tranquilidad de cada comunidad.

Aunque, sin lugar a duda, no se puede omitir que también en la elección de estas autoridades comunales, hay una fuerte carga y sesgo a favor del partido y gobierno municipal en turno, que se quiera o no reconocer  “meten las manos” en el proceso. Uno más descarados que otros, pero todos “meten su cuchara”.

Hasta el momento de publicarse esta columna semanal, los municipios de Arroyo Seco,  Tolimán y Landa de Matamoros, por ejemplo ya tienen electas a sus próximas autoridades auxiliares, municipales, unas designadas, como en  sucedió en Tolimán y otras electas libremente como en Landa de Matamoros.

Llama la atención el efecto causado por  la designación de autoridades en Tolimán, donde  parte de la ciudadanía, supuestamente representante  de varias comunidades cuestionaron la decisión del gobernante.

En esta demarcación municipal se hizo pública la inconformidad por la designación de los cargos mencionados, sin embargo, la máxima autoridad de Tolimán encaro a  esos “quejosos” y los ventilo porque ellos mismos habían sido designados en el gobierno del multipartidista, Martín Jiménez Ramos, quién según se sabe “estaba detrás” de los inconformes.  O sea  que quejaban del procedimiento, pero ellos mismos, los quejosos, habían actuado, en su momento, en la misma forma.

Queda esperar el proceso de elección en los municipios de Arroyo Seco, Cadereyta de Montes, Colón, Jalpan de Serra, Pinal de Amoles y Peñamiller, donde se espera haya una buena participación, civilidad y respeto al voto de la comunidad, sobre todo con la finalidad de que haya buena armonía para el trabajo que les espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *