Tierra Adentro 123. Mujeres en el servicio militar obligatorio.

Si bien, recientemente se ha comenzado contar con el servicio militar para las mujeres de manera optativa o voluntaria, el  tema  reclama, por varios motivos cívicos y de salud pública, una mayor atención.

Las obligaciones y derechos ciudadanos de los mexicanos, en este contexto no son “parejos”, dado que sólo los hombres tienen la obligación, no así las mujeres  de realizar su servicio militar, pero obligatorio al cumplir la mayoría de edad.

Considerando que hoy en día es cada vez más abierta la exigencia de equidad, igualdad y paridad de género, surge la propuesta de un ex gobernante municipal serrano Landense (2006-2009), el mismo que sugirió hace no mucho la creación del exitoso servicio del transporte escolar, de presentarle al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador  durante su reciente gira por la  zona indígena de Amealco de Bonfil, Qro., una propuesta para su evaluación y análisis para  que se legisle a de que las mujeres también realicen el servicio militar obligatorio, primero como un derecho y segundo como una iniciativa que contribuya para que el sector femenino, que por cierto  es de más del 50 por ciento de la población total de nuestro país,  no sólo a conocer la disciplina militar, sino además a fomentar las actividades físicas  que contribuyan a reducir los niveles de obesidad de la población joven. 2006-2009.

Recordemos que el propósito  del servicio militar es el de fomentar los valores cívicos, el servicio social a la comunidad, el adiestramiento, así como instrucción militar y también podría servir para capacitar en materia de  primeros auxilios, oficio, socializar en comunidad.

Tomando en cuenta, por otra parte que nuestro país, ocupa el primer lugar en obesidad infantil y de jóvenes, tema que se convierte sin lugar a duda en un grave problema de salud pública, sumar a las mujeres al servicio militar obligatorio, ayudaría a sumarse al propósito de este y de “rebote” apoyar a la activación física de todos los jóvenes mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *