Señor polecia, señor polecia estatal!!!

Por Víctor Rojas Medina

La ley, es la ley; la cual se debe cumplir cabalmente. Pero en ocasiones la ley puede ser flexible en algunos casos particulares. Desde hace ya varios meses atrás hay una queja generalizada contra la actuación de la policía estatal, la cual está siendo de alguna manera estricta a la hora de hacer su trabajo o función.

La ley es clara, en cuanto a manejar sin licencia, hablar por teléfono, vehículo sin documentación, placas o de dudosa procedencia, conducir en estado de ebriedad etc, etc. Y como buen ciudadano debemos cumplir con este reglamento y como lo dice una máxima en derecho: “el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento” así que como conductor tenemos la obligación de conocer el reglamento de tránsito y cumplirlo. Perooooo…

Como lo mencione al inició, en ocasiones la ley se debe adecuar o flexibilizar al entorno donde se aplica. La ley no se aplica en el mismo sentido, para un conductor que circula en una calle, avenida o carretera.

Entonces hoy los ciudadanos de la sierra se quejan de la manera en que hoy, la policía estatal aplica el reglamento de tránsito, cuando la misma dependencia es la que provoca que se infrinja la ley; ya que para iniciar no hay una oficina de tránsito, donde se pueda expedir licencias de manera continua y oportuna.

Ante esto es la misma dependencia la que provoca el cometer esta infracción. Por otra parte los vehículos de procedencia extranjera, que si bien hay una ley para este tipo de vehículos; también en algunos casos es el patrimonio o fuente de empleo para muchas familias de la sierra.

Entonces la Secretaria de Seguridad Ciudadana debe aplicar el criterio a la hora de sancionar esta situación, no es lo mismo la aplicación de la ley para una persona que tiene su carrito o camioneta de precedencia extranjera que la ocupa para trabajar o que es su único medio de transporte, a alguien que tiene su vehículo para farolear o andar haciendo desmanes. Ahora por años y casi por usos y costumbres, muchas familias tienen un vehículo sin placas por ser americano y en anteriores administraciones estatales había cierta tolerancia en cuanto a la documentación de los vehículos en la sierra.

 Por otra parte los operativos que de un tiempo para acá se aplican en caminos hacia las comunidades y ojo…. que bien que hoy la policía estatal entre a estos caminos ya que la seguridad es primero; peroooooo desafortunadamente estos operativos no son para temas meramente de prevención o disuasión de delitos o delincuentes ya que sólo son para infracciones y vienen a perjudicar a los que menos tienen.

Ya que alguien que cuenta con los recursos necesarios pone en regla sus papeles y si no pues tiene los medios para pagar la infracción; pero para los menos afortunados una infracción en ocasiones es el sueldo de una semana, quincena y hasta lo de un mes. Y si también contemplamos la extorsión que cometen algunos oficiales para no infraccionar, son  más vulnerables las personas de las comunidades.

Aquí le adicionamos otra queja que es la remisión de los vehículos al corralón, complica más este asunto ya que anteriormente no se hacía de esta manera, ya que la población siente exagerada esta medida por una sanción administrativa, por los costos de grúa y corralón. Continuando con las rayas del tigre… Los operativos de alcoholímetro, que aquí yo estoy a favor ya que afortunadamente las muertes por esta causa han bajado considerablemente y no por que lo diga la autoridad sino como ciudadano nos damos cuenta de ello; en el pasado de cuantas muertes nos enteramos por esta situación. Y aquí pues mi punto de vista es que se aplique la ley, porque estas personas son un riesgo para ellos y para los demás.

Pero la población siente que este asunto sólo es para recaudar dinero que por un método de prevención. Por último la manera de actuar de los oficiales que en algunos casos es prepotente y tajante, la policía debe ser amiga, como dice su lema proteger y servir, no abusar de la autoridad que la ley les otorga.

En contra parte como ciudadanos debemos respetar, acatar y reconocer cuando estamos actuando mal. Hay mucho que hacer en este tema, como ciudadanos debemos buscar los canales de comunicación, para expresar, señalar y denunciar estas situaciones y la primera que debe buscar éstos, es la administración municipal que debe conocer esto, que seguro estoy que así es y evitar esta situación que en algunos casos son de injusticia para los que menos tienen o conocen. Antes que esto se vuelva un problema social.

Yo solo digo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *