Mujer al natural. Aromaterapia

La aromaterapia es muy beneficiosa y no tiene efectos secundarios. Es una terapia alternativa basada en el uso de aceites naturales o esenciales extraídos de plantas, flores, hierbas o árboles. Tiene como objetivo mejorar la salud y el bienestar en general. Además, es un eficaz aliado en el alivio de ciertas dolencias físicas o enfermedades y, a su vez, para equilibrar el ánimo y las emociones.

Por inhalación. Es el método básico, puede ser directa o no (mezclando con agua, por ejemplo). También pueden emplearse difusores o vapor. Se usa para problemas en el aparato respiratorio o algunas condiciones en la piel.

Por masaje. Primero se diluyen en alguna loción o agua. Posteriormente, se realiza un masaje de forma enérgica o suave, según la dolencia. Ideal para contracturas.

Como baños aromáticos. Primero, se llena la tina de agua caliente y se echan algunas gotas de aceites. Luego, se alterna con agua tibia. Para la circulación y la relajación.

Como cataplasmas (calientes o frías). Para afecciones en la piel o problemas musculares.

Uso interno. No se recomienda. Su ingesta puede ser tóxica y la dosis incluso letal. No se debe consumir sin aval de un profesional.

El siguiente listado ofrece algunos aceites utilizados en aromaterapia.

Bergamota. Estimulante, revitalizador, energético y refrescante. Se usa para aliviar el estrés, la depresión y la ansiedad y restablecer el apetito.

Ciprés. Sedante, vigorizante y purificador. Además, ayuda a calmar el sistema nervioso, los síntomas de la menopausia, el estrés y las alergias.

Geranio. Equilibrante y estimulante. Por eso, ayuda a aliviar los síntomas de la menstruación, la depresión y la angustia. Por otra parte, levanta el ánimo y calma el sistema nervioso.

Jengibre. Favorece la circulación, es relajante, ayuda a prevenir mareos, náuseas y problemas digestivos. Además, ayuda a mejorar la circulación y estimular el sistema inmunitario. Por otra parte, es un gran aliado para tratar gripe y resfriados.

Pomelo. Estimulante, equilibrante emocional y purificante. Por eso, permite regular las emociones y combatir problemas respiratorios como el resfriado.

Sándalo. Descongestionante, afrodisíaco, relajante y purificante. Ayuda a aliviar problemas emocionales, calmar el sistema nervioso, equilibrar el espíritu y el cuerpo, preparar para la meditación.

Romero. Es estimulante. Además, ayuda a aliviar dolores reumáticos y musculares. También, ayuda a mejorar la circulación.

Ylang Ylang. Afrodisíaco, vigorizador, purificante y calmante. Es eficaz para problemas del aparato reproductor (sobre todo masculino). Por otra parte, ayuda a calmar la ansiedad, regular el pulso, aliviar la depresión y prevenir ataques de pánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *