Investigadores: Obtienen biocombustibles con residuos del queso y vino investigadores de la UNAM.

  • «El efluente vitivinícola lo recogemos durante la vendimia (de junio a noviembre) entre las ciudades de Tequisquiapan y Ezequiel Montes, en el estado de Querétaro».
  • La propuesta del grupo es utilizar los biocombustibles gaseosos en las propias productoras de vino y queso para hacerlas autosuficientes y sin la necesidad de transportar muy lejos el biogás.

Querétaro, Qro. Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hicieron uso de los residuos que generan las industrias del queso y vino para obtener hidrógeno y metano, biocombustibles gaseosos útiles para generar electricidad mediante con un proceso limpio.

Encabezados por el investigador Germán Buitrón, académicos del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM, en la Unidad Juriquilla, en el estado de Querétaro, utilizaron el mosto o zumo de las uvas y su cáscara, además del suero de la leche resultante de la industrialización del queso, para generar valor agregado, informó la institución educativa.

«El efluente vitivinícola lo recogemos durante la vendimia (de junio a noviembre) entre las ciudades de Tequisquiapan y Ezequiel Montes, en el estado de Querétaro», explicó Buitrón.

El investigador señaló que los efluentes vitivinícolas «vienen con un pH ácido, lo que es ideal para iniciar el proceso en dos etapas: en la primera generamos hidrógeno en condiciones ácidas en un reactor y ácidos grasos volátiles». Explicó que, además, el material «viene también con etanol, parte de éste se oxida y se forma ácido acético, propiónico, butírico e hidrógeno. Se cosecha el hidrógeno y los ácidos grasos se pasan al reactor productor de metano, en donde la materia orgánica ya está más fácilmente asimilable».

Recordó que el proceso del hidrógeno «es más rápido y con pH ácido», mientras el del metano «es más lento y con pH neutro» y dijo que la aportación de los investigadores fue automatizarlo y maximizar la producción de ambos gases. Por ahora, la propuesta del grupo es utilizar los biocombustibles gaseosos en las propias productoras de vino y queso para hacerlas autosuficientes y sin la necesidad de transportar muy lejos el biogás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *