Desde un escritorio. 22 de diciembre.

Por José Ricardo Sánchez

Pequeño pero sincero poema con dedicatoria a los policías de Tolimán que perdieron la vida el 22 de diciembre del 2018.

Que dicha tiene aquel que

defiende a su pueblo,

escudo del prójimo;

en pocas palabras,

servir a su patria.

Esa es la dicha del

policía, que porta un

pesado uniforme y

es el bastión más

poderoso de la ley.

Cada elemento confía en

aquel que tiene a su lado,

no a cualquiera puedes

llamar hermano.

El 22 de diciembre se

comprueba que los

héroes también sangran,

que a pesar de ser un

trabajo poco valorado,

tal vez odiado,

ellos nunca dudarán

en dar la vida por un

hermano.

Tal vez murió un amigo,

un hijo, un padre,

imagino la impotencia de

los compañeros mientras se les

escapa la vida a borbotones.

Se dedican estas

palabras en memoria de

los policías que han

perdido la vida en el

cumplimiento de su deber.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *