Tierra Adentro. Tiempo de marchanteo electoral

0
90

 

Por Víctor Manuel Sánchez Bandala

A una horas del registro de candidaturas para diputados locales y H. Cabildos municipales se entre tejen “malignos” signos de falsa militancia y desleales, casi traicioneras filiaciones de oscura arrogancia.

Es tiempo de reagrupar el interés de sectores, organizaciones y grupos partidistas, pero también de sumar patrocinadores, padrinos y marchantes coyunturales.

Como cada tres año en las fórmulas para la integración del H. Cabildo de cada municipio, lo que se sabe y se tiene verificado, acá en la  región serrana, al menos los albiazules “venden caro su amor” para ser regidor, sobre todo la primera y segunda posición pronominal.

Así es, discreta o abiertamente  las regidurías plurinominales de Acción Nacional, sin el menor empacho se ofrecen por varios miles de pesos, incluso a personas de lejana y distante lealtad partidista.

Bajo esta singular actuación de los panistas, resulta más que evidente la obvia deslealtad de los H. Cabildos a la hora de buscar acuerdos o consensos en beneficio de la comunidad de su respectivo municipio.

Quizá este fenómeno, de la venta o marchanteo de “pluris” no sea únicamente  una decisión exclusiva  de las formulas albiazules, sin embargo, si resulta notoria y grotesca esta disposición en la zona norte del estado.

Tenemos hartos testimonios nuevos y no tan recientes donde es de “vox populi”, repito, al menos en la región serrana donde las dos primeras regidurías plurinominales se registran para él o la persona que aporte, como sucedió en la elección del 2015 hasta 200 mil pesos, mano o menos.

Después de todo en unos cuantos meses ese dinero (los doscientos mil pesos)  se recupera a través de las buenas dietas o percepciones que recibe el regidor designado, sea o no fiel militante o simpatizante,  de Acción Nacional. Testimonios recientes los hay en Pinal de Amoles y Landa de Matamoros, al menos.

Y bueno, estando las cosas como se ven, aunque quizás con más discreción, no sería extraño que los demás  u otros partidos hagan lo mismo, tal vez so pretexto que sería (ese dinero) para solventar parte de los gastos de campaña; situación inaceptable porque es precisamente en este proceso donde la codicia y el mal gobierno inicia un desempeño poco ético.

Pues así las cosas, a unas horas del registro de fórmulas, el acomodo y reacomodo de personas en las distintas propuestas tiene sin dormir a más de un candidato, sobre todo para cubrir las distintas y diversas expectativas de sectores, organizaciones y patrocinadores. Por supuesto, lo anterior más allá de la imposición o encargo  de esposas, familiares y recomendaciones ventajosas y poco saludables para el aspirante en turno. Como estará sucediendo en Landa de Matamoros, Arroyo Seco, Pinal de Amoles y Peñamiller, entre otras demarcaciones municipales.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here