Todo indica que, Armando Rivera Castillejos, el diputado federal del PAN, se desquició. La semana pasada despotricó contra su compañero de partido y examigo, Marcos Aguilar Vega. Sin ton ni son lanzó improperios contra el presidente municipal de Querétaro. Luego, dos o tres días después, colocó en su Facebook, una foto suya al lado del expresidente municipal, el priista Roberto Loyola Vera y para cerrar la semana, otra fotografía, pero ahora con Luis Videgaray, el poderoso secretario de Relaciones Exteriores del gobierno federal que preside Enrique Peña Nieto.

Quien de política sabe, recuerda perfectamente que Armando Rivera estuvo a punto de ser candidato del PRI en elecciones pasadas, a pesar de que el PAN –su partido- lo ha apoyado casi de manera incondicional. Hoy, los mensajes que envía son muy claros: ¿No me eligen candidato? Entonces me voy con el PRI o, por qué no, con Morena.

Son asuntos de traiciones y de inconsistencias políticas.

(Carta de panista queretano).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here